La hora del destape: ¿estás preparada?

La hora del destape: ¿estás preparada?

A todas nos pasa: llega el buen tiempo y empezamos a fantasear con las vacaciones de verano; entonces entramos en una tienda, nos probamos el biquini o bañador que más nos gusta del catálogo de la nueva temporada y… queremos salir corriendo. Nos vemos celulitis, flacidez, kilos de más… ¡Calma! Piensa que no te ayudan a reconciliarte con tu imagen ni la luz del probador (a menudo desfavorecedora) ni el hecho de tener la piel todavía tan blanca. Además, ni siquiera las modelos se sienten satisfechas al 100% con su cuerpo: la mismísima Gisele Bündchen confesó en su libro Lessons. My path to a meaningful life (editorial Penguin Random House) que no le gustan sus hombros y que a lo largo de su vida se ha sentido acomplejada por ser demasiado alta. “Siempre he oído que la mayoría de las mujeres desearían tener un cuerpo como el mío. Debo admitir que encuentro esto un poco raro. Hay muchas cosas que realmente me gustan de mi cuerpo –tengo una constitución atlética y me siento orgullosa de ello– y muchas cosas que no me gustan”, confiesa la top.

¿Cuerpo perfecto?

No, no podemos aspirar a tener un cuerpo perfecto, pero sí a mejorarlo. Para ello, la alimentación saludable y el ejercicio físico practicado de manera regular son fundamentales, pero no suficientes si se trata de combatir problemas como la flacidez. En este sentido, la medicina estética es tu gran aliada. Si te da miedo entrar en el quirófano para someterte a intervenciones agresivas del tipo a la liposucción, puedes recurrir a tratamientos mínimamente invasivos. Por ejemplo, los hilos, que levantan todo aquello que se ha caído (por si no lo sabías, están indicados no sólo para la cara y el cuello, sino también para los brazos, las rodillas, la cara interna de los muslos y el abdomen).

Combate la flacidez

Otra buena opción es tratar las zonas corporales que no te gustan con el nuevo inyectable de Croma. Se trata de un gel elaborado con polinucleótidos polimerizados, los cuales tienen unas propiedades bioquímicas especiales que favorecen la elasticidad de la piel. Con este producto tan revolucionario conseguirás redensificar y reestructurar tu piel, ya que estimula la producción de colágeno, además de fijar el agua e hidratar la piel; además, tiene propiedades antioxidantes. ¿Lo mejor? Que notarás unos resultados extraordinarios con sólo tres sesiones al año, espaciadas cuatro semanas entre sí.

 

 

Ponte en contacto con tu médico estético y pídele que te aconseje el mejor tratamiento para ti. Y, sobre todo, disfruta del momento biquini, porque no hay nada mejor que desprenderse de las capas de ropa del invierno y pasear de nuevo por la orilla del mar. Aunque no seas Gisele Bündchen.

  

texto: María Fernández- Miranda

Cesta de la compra

No hay ningún artículo añadido