Consejos para cuidar tu piel después del verano.

Consejos para cuidar tu piel después del verano.

Las vacaciones han llegado a su fin. Hemos disfrutado de largos días en la playa, montaña, piscina y seguramente, con mucho sol. Y aunque al mirarnos en el espejo vemos la cara con el mejor aspecto posible, bronceada, descansada, sin ojeras, nuestra piel ha sufrido. El calor, el agua marina y el cloro la han vuelto más frágil y sensible. El sol muchas veces pasa la factura en forma de manchas, arrugas y deshidratación. Obviamente, para evitar los daños, lo fundamental es prevención y un buen cuidado durante todos los días del verano. Pero ahora, después de estos días tan intensos, es el momento en el que tenemos que ayudar a nuestra piel a recuperarse.

¿Qué cuidados necesita tu piel?

  • Exfoliación facial

La exfoliación te ayudará a recuperar la luminosidad y vitalidad de la piel, elimina las impurezas, las células muertas y limpia los poros. Además, exfoliar la cara estimula la circulación, favoreciendo el crecimiento de las nuevas células. Existen varios tipos de exfoliantes faciales: mecánicos, enzimáticos y químicos. Es importante elegir uno que este apto a tu tipo de piel, sobre todo si padeces de una piel sensible o con alguna patología (ej. acné, rojeces).

  • Limpieza facial diaria

Seguramente ya sabes que es el paso más importante e imprescindible en cada rutina facial tanto en verano, como en invierno. La limpieza de cara diaria ayuda a que los productos hidratantes penetrar mejor obteniendo mejores resultados.

  • Incluir ácido hialurónico

Después del verano es muy probable que notes tu piel más seca. Por eso te recomendamos añadir productos hidratantes enriquecidos con ácido hialurónico en tu cuidado facial. ¿Por qué? Es una sustancia natural que se encuentra presente en distintas partes de nuestro cuerpo y una de sus funciones es ayudar a fijar el agua corporal. Gracias a ello, el uso de productos con ácido hialurónico tiene múltiples beneficios: mejora la hidratación, reduce las arrugas y las líneas de expresión, estimula la producción de colágeno y proporciona un efecto antioxidante. 

  • Usar hidratantes faciales

Para combatir la sequedad del rostro es muy importante seguir los pasos de una rutina facial de belleza completa: empezar con la limpieza, después el tónico y, finalmente aplicar el sérum y la crema. Es muy importante añadir mascarillas faciales una vez a la semana. En Croma, según tus necesidades faciales, te recomendamos nuestra mascarilla hidratante con ácido hialurónico o mascarilla calmante con té verde.

 

Acude a expertos de la piel

Revisar nuestra piel es algo que deberíamos hacer una vez al año y, preferiblemente, después del verano. Después de la exposición solar los lunares pueden cambiar su color o su tamaño y, ante esta situación hay que acudir a expertos. El melanoma, es el cáncer de piel más peligroso, y aparece cuando los melanocitos, las células que producen melanina, crecen descontrolados. El melanoma suele manifestarse con más frecuencia en las zonas con melanina acumulada,como los lunares y las pecas y, en muchas ocasiones, aunque no siempre, aparece sobre un lunar preexistente.

Unas de las principales causas de melanoma es la exposición excesiva a la radiación ultravioleta y el número de quemaduras solares que se hayan sufrido a lo largo de la vida. Tras varios días de vacaciones, en los que hemos pasado mucho tiempo al sol, hay que vigilar que no haya cambios en ningún lunar o peca.

 

¿Sigues los pasos de cuidado facial después del verano que te comentamos?

¿Tienes algún truco para mejorar el estado de la piel tras el verano?

Cuéntanos, ¡te leemos!

Cesta de la compra

No hay ningún artículo añadido